A pocos días de finalizar El Elegido, Martín Seefeld, uno de sus productores y co-protagonsitas, conversó sobre cómo fue realizar la novela y cómo compuso su personaje Santiago.

¿Cómo te sentiste en el rol de productor?
Muy feliz, muy contento. Fue una satisfacción enorme haber podido contar la historia que queríamos contar de la manera en que la queríamos contar. Como productor general de la novela tuve un rol enorme que me sirvió de aprendizaje. Con el equipo de autores, el elenco, el canal, pude llevarme mucho de esta experiencia. Trabajar con gente tan talentosa siempre es positivo.

¿Vos decidiste que el personaje tuviera pocas apariciones y fuera, al mismo tiempo, clave en la historia?
Sí. Santiago empezó de una manera y terminó de otra. Arrancó muy puntual y fue adquiriendo una cantidad de modificaciones que lo hicieron más atractivo. Fue creciendo y desarrollando una triple narración muy interesante: su relación con la logia, su incondicionalidad, su bondad, el cambio de bando. Este personaje fue un gran desafío.

¿Como lo compusiste?
Uno siempre trata de establecer cuales son los puentes que tiene con el personale. Para llevar a cabo el actor creativo y llegar a la composiicón tomé todo lo que tenía del personaje y lo potencié. Entonces puse mucha atención en aquello de Santiago que yo no tenía y lo trabajé. Hubo algunas modificaciones en el transcurso, pero el “qué” ya estaba definido, el “cómo” se fue definiendo con el desarrollo de la tira.

¿Te imaginabas este éxito?
Estamos muy emocionados y muy agradecidos, sabíamos que era una historia jugada, con dos o tres líneas de narración y era para un público bien determinado. La gente compró. Fue increíble. Tanto fanatismo, tanta gente comprometida con la historia. No sé si lo esperaba, pero sí era parte de lo que buscábamos generar. Queríamos contar una historia que pudiera identificar a nuestro público. Por eso tocamos temas como la droga, la corrupción, el amor, la codicia. Temas que en algún momento de la vida, le tocan a todos.

Pero a veces la tele necesita simplificar esos temas para contarlos. Ustedes se propusieron tratar esos temas desde la complejidad que tienen…
Nos metimos en esos temas de la manera en que pudimos hacerlo. La tele tiene algunas reglas, sobre todo respecto la ficción. Nosotros no queríamos hacer un documental, pero sí queríamos entrar en la “verdad” de ciertos asuntos. Si lo tomábamos con liviandad no hubiésemos podido llegar a la gente. Por suerte comprobamos que hay público para este tipo de tele.

…y otro público para ShowMatch, la competencia. ¿Cómo vivís la “carrera” por el rating?
Son programas distintos. ShowMatch es netamente popular, para otro tipo de público. La tele, por suerte, tiene muchos tipos de público y eso está bueno, es parte de la diversidad. Me parece fantástico. A nosotros nos acompañó un muy buen número. Desde lo mediático, el público, los colegas, el elenco, la recepción, todo hizo que se alcanzara un muy buen producto. Eso es lo importante, el negocio cerró. Todos quedamos contentos, desde lo económico hasta la tranquilidad de haber contado una historia como nos lo habiamos propuesto.

¿"Árbol" va a seguir produciendo?
¡Sí! Hay varias ideas dando vueltas, falta definir dónde y cómo. Queremos seguir haciendo ficción porque lo que sucedió con El Elegido dejó un saldo muy favorable. La experiencia de haber trabajado en conjunto con tan buen equipo hace que queramos repetir el modo de producir ojala, mucho tiempo más.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

♪Dejanos Un Comentario...♫