La ocasión hace al ladrón, reza el dicho. Atenta a la sabiduría popular, Luli Fernández decidió tomar medidas para que Pablo Mouche no se tiente con alguna de las admiradoras que aspiran a destronarla del puesto de botinera, con un método tan polémico como efectivo.
Luli No tiene empacho en atender el celular de su novio y espantar a las chicas. “Me ha pasado que le han mandado mensajes y he levantado el teléfono. No tengo ningún problema”, admitió ante Viva.
La modelo y el delantero de Boca Juniors viven juntos en una casa de la localidad bonaerense de Tigre, y la relación parece ser sólida: "Pablo duerme conmigo todas las noches y eso es lo importante", confiesa Lucila.
Sin embargo, Fernández reconoció un caliente dialogo telefónico con una pretendiente del goleador "No era conocida y se atemorizó cuando me escuchó. Y le dije: ‘Tu excusa no me interesa. Te voy a encontrar debajo de una baldosa si te seguís haciendo la viva’, además de otras cosas que no puedo decir en este momento".

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

♪Dejanos Un Comentario...♫